Croniquillas del verano y otoño sangriento de 1936: Sacas esporádicas o no contabilizadas (II): pueblos de la comarca de Ciudad Rodrigo Ángel Iglesias Ovejero

 

En las croniquillas hasta ahora presentadas, por olvido o falta de oportunidad, se han pasado por alto las víctimas mortales de tres o cuatro pueblos en lo que atañe a las que fueron elegidas directamente y cinco de los que cuentan con vecinos que sucumbieron indirectamente a consecuencia de la represión. Estas localidades se sitúan principalmente en los campos de Yeltes, Camaces y Agadones, en los que se daban los mismos contrastes sociales que en otros territorios del partido judicial antes del Alzamiento, las mismas reivindicaciones de los jornaleros en paro y sin tierras, pero el injusto castigo quizá sería menos intenso por razones concretas todavía mal conocidas. Cuando se disponga de más información se podrá aclarar si esta presunta limitación de la represión cruenta es o no un mero espejismo, porque las formas incruentas del terror también dejaron huellas en dichas localidades. Lo cierto es que las cinco víctimas mortales elegidas eran forasteras o naturales con residencia en Salamanca.

 

En Castillejo de Martín Viejo no se han registrado eliminaciones de vecinos o naturales, pero sí cadáveres de personas abandonados en su término y enterrados en su cementerio (croniquillas del pasado 6 de agosto): Cuatro cadáveres de vecinos de Ciudad Rodrigo, así como el de otro mirobrigense conocido por el apodo de el Confitero o el Cojo (croniquillas de los días  6 y 10 de  agosto), restos de Tres cadáveres hallados en la finca de Aldeanueva de Portanobis, que podrían ser de dos vecinos de Casillas de Flores y uno de Fuenteguinaldo, víctimas de la saca del 8 de octubre de 1936  (croniquilla del pasado 16 de julio), los cuales se contabilizan con los represaliados de las localidades en cuestión. En cambio, hay otros forasteros totalmente desconocidos, que provisionalmente se incluyen aquí (también mencionados en la croniquilla del pasado 6 de agosto). También se cuenta una mujer nacida en este pueblo y asesinada en Asturias:

Dos desconocidos hallados cadáveres el 24 de agosto de 1936 sobre el puente del río Águeda (Siega Verde)

Un Pastor desconocido, que, según testimonios, en fecha incierta de 1936 fue arrojado desde el mismo puente (E 2015)

Candelaria González Prieto, de 35 años, hija de Agustín e Isabel, vecina de Caborana (Asturias), aguadora, dirigente de la agrupación socialista local, viuda de Mariano Pérez Rodríguez.  Falleció en fecha incierta, entre noviembre de 1937 y febrero de 1938, víctima de una saca domiciliaria en el término de su lugar de residencia  (testimonio de su nieto Avelino Gómez Pérez, registrado en la ASMJ).

Incluidos los forasteros mencionados y excluidos los naturales contabilizados con vecinos de otras localidades, el número de afectados por la represión en este pueblo es de 5 personas:

-víctimas mortales: 4 (tres forasteros)

-víctimas carcelarias: 1 (vicepresidente de la Sociedad Obrera). 

 

En el término de Monforte de la Sierra se hallaron Tres cadáveres de forasteros, víctimas de alguna saca domiciliaria, que serían identificados como vecinos de Molinillo de la Sierra, un pueblo cercano que tuvo una represión muy intensa, incluido el casi exterminio de una familia de la que podría formar parte  alguno de los muertos mencionados a continuación. El cotejo de datos del Archivo Diocesano de Salamanca y de la ASMJ no permite resolver completamente el problema de la identificación. Según esta última fuente, alguno de ellos sería de los sacados en La Alberca el día 12 de agosto y enterrados en el cementerio de este pueblo, donde en el regato de Las Marquesas se hallaron tres cadáveres (uno de mujer) de personas entonces desconocidas y después identificadas (croniquilla del pasado 12 de agosto):

Santiago López, jornalero, casado con Sinforosa López Gómez. Falleció el 12 de agosto de 1936, víctima de una saca, en el regato de Las Marquesas, término de La Alberca (act. def. 13/08/36, ASMJ).

Santiago (a) el Perro, sin otros datos

Un hombre, que en la ASMJ se identifica con Santiago López.

Aparte de estas víctimas mortales forasteras (que en el cómputo general de la Provincia deben figurar con los represaliados de Molinillo de la Sierra), en este pueblo serrano la represión en general fue poco intensa:

-1 maestro depurado.

 

En Puebla de Yeltes se menciona una persona mayor nacida en este pueblo:

Romualdo de la Nava García, 76 años, hijo de Ángel y Catalina, vecino de Vecinos, labrador, viudo de Cipriana Hernández García. Falleció el 1 de enero de 1939, víctima de una saca en lugar desconocido (act. def. 24/09/1955, ASMJ).

En esta localidad se registra un total provisional de 5 personas afectadas (no se cuenta Elías González Rodríguez, vecino de Muñoz):

-víctimas mortales: 1

-víctimas carcelarias: 3

-depurados: 1  

 

En Serradilla del Llano hubo un joven socialista asesinado, natural de esta localidad:

Felícisimo Carreño de Anta, de 21 años, vecino de Aldealengua, estudiante, afiliado a las Juventudes Socialistas, soltero. Falleció el día 8 de agosto de 1936, vctima de una saca carcelaria en el término de Villares de la Reina (act. def. 11/08/36, ASMJ).    

 El total provisional de afectados en este pueblo es de 5 personas:

-víctimas mortales: 1

-víctimas carcelarias: 2

-sancionados económicos: 2

 

Las localidades donde se han comprobado víctimas mortales indirectas a causa de la represión (no mencionadas hasta ahora) son las siguientes:

 

Boada

Estanislao Díez Fernández, de 61 años, hijo de Andrés y Anita, vecino de Salamanca,  jornalero, casado con Santiaga Miguel Velasco, padre de tres hijos. Falleció el 22 de enero de 1938 en el hospital militar, a consecuencia de un bombardeo republicano (21/01/38) y fue enterrado en el cementerio de la ciudad (act. def. 25/01/38, ASMJ)

José Manuel Moro García, de 74 años, hijo de Francisco y Manuela, jornalero, casado, sin descendencia. Falleció el 6 de abril de 1940 en la prisión de Salamanca, donde había ingresado el 20 de junio de 1939  y cumplía condena impuesta en un consejo de guerra  (FCS).

Descontados los naturales represaliados avecindados en otros lugares (José Manuel Sánchez Sánchez en Robleda, Victorino García Calzada y Vidal Díez Álamo en Retortillo), el total provisional de afectados por la represión en este pueblo es de 10 personas:

-víctimas mortales: 2 (indirectas)

-víctimas carcelarias: 5

-depuraciones: 1

-sanciones económicas: 2.

 

Boadilla

Julián Serrano Domínguez, de 81 años, hijo de Julián y Eustaquia, jornalero, viudo. Falleció en la prisión de Ciudad Rodrigo (23/01/38), donde se hallaba a raíz de una detención posterior a un registro domiciliario, efectuado por la Guardia Civil (11/01/38) al mando de Matías Hernández Alejo, brigada jefe del puesto de Aldehuela de la Bóveda. Le hallaron un “cachorrillo viejo, envuelto en otros hierros viejos”. Por ello estuvo detenido primero en La  Fuente de San Esteban y después en la cárcel del Partido (13/01/38). Cuando lo citó el teniente instructor Esteban Bravo (juzgado militar nº 5 de Salamanca), el anciano Julián ya había muerto, de colapso cardíaco (P.prev.Boa/38, AHPS: 194/36; act. def. 24/01/38, ASMJ: de hecho tendría 78 años).

El total provisional de afectados en Boadilla, en el que no se incluyen los cuatro vecinos de Robleda enterrados en su cementerio (croniquillas del día 6 y 13 de agosto), se reduce a dicha persona:

-víctimas mortales: 1 (indirecta)

 

Morasverdes

Juana Hernández Estévez, de 55 años, de profesión sus labores, casada. Falleció de cáncer en la cara (08/03/39) en la cárcel de Salamanca, donde había ingresado en 1937 (López-Delgado 2001: 295; 2007: 171)

El total provisional de afectados en Morasverdes es de 4 personas:

-víctimas mortales: 1 (indirecta)

-víctimas carcelarias: 3.

 

Serradilla del Arroyo

Agustín Lázaro, de unos 15 años, pastor. Falleció por herida de arma de fuego el 19 de mayo de 1942, al disparársele accidentalmente una escopeta a un compañero de su edad, cuando estaban reunidos con otros dos que, como ellos, guardaban ovejas en el paraje de “El Guindo”. De hecho este accidente fue consecuencia del descontrol de armas, durante y a continuación de la guerra civil, como reconoció implícitamente la jurisdicción militar al procesar a Nemesio Hernández Lucas, padre del muchacho causante de la muerte, “por  tenencia ilícita de armas” (P.sum.608/42). Nemesio, para su descargo, explicó que la escopeta había sido regalada por un cuñado suyo, que era guardia civil, pero éste lo negó. En definitiva, Nemesio estuvo detenido, sin mayores consecuencias, pues el consejo de guerra (24/03/43) lo absolvió. Al parecer, en este asunto nadie volvió a interesarse por  Agustín Lázaro, tanto que ni siquiera se menciona su segundo apellido en las actuaciones procesales.

El total provisional de afectados en Morasverdes es de 6 personas:

-víctimas mortales: 1 (indirecta)

-víctimas carcelarias: 4

-sancionados: 2 (1 también preso).

 

Villasrubias

Laureano Amado Ramos, de 50 años, labrador, casado, padre del informante Calixto Amado Domínguez (V 2003). Después de perseguirlo en 1936, porque tenía una pistola, que guardaba de cuando estuvo emigrado en Francia y Argentina, y de imponerle una multa de 4.000 pesetas, como condición para respetarle la vida, los falangistas le siguieron propinando malos tratos, palizas terribles, como a Agustín Sánchez y a un tal Inocencio, lo cual le agravaría la enfermedad de la que vino a morir oficialmente, “bronconeumonía”, el 15 de febrero de 1938 (RCV, act. def., sec. 3, t. 12, f. 49rº, Iglesias 2008a).

El total provisional de afectados en Villasrubias asciende a 14 personas:

-víctimas mortales: 1 (indirecta)

-víctimas carcelarias: 8

-sancionados: 7 (muerto uno de ellos y otro también preso).

 

 

Para el total provisional de víctimas mortales registradas en los pueblos del antiguo partido judicial y de los pueblos serranos que hoy lo integran se remite al listado general de afectados por la represión franquista, previsto para los próximos días.

Escribir comentario

Comentarios: 2